El barón Rampante (Calvino, Italo)

portada siruela.png

Título: El barón rampante.

Autor: Italo Calvino.

Editorial: Siruela.

Número de páginas: 248.

Valoración: ♥♥♥


Sinopsis:

Cuando tenía doce años, Cosimo Piovasco, barón de Rondò, en un gesto de rebelión contra la rígida disciplina familiar, se encaramó a una encina del jardín de la casa paterna. Ese mismo día, el 15 de junio de 1767, conoció a la hija de los marqueses de Ondarivia y le anunció su propósito de no bajar nunca de los árboles. Desde entonces y hasta el final de su vida, Cosimo permanece fiel a un principio que él mismo se ha impuesto. La acción transcurre en las postrimerías del siglo XVIII y en los albores del XIX: Cosimo participa tanto en la Revolución francesa como en las invasiones napoleónicas, pero sin abandonar nunca esa distancia necesaria que le permite estar dentro y fuera de las cosas al mismo tiempo. En esta espléndida obra, auténtica novela de aventuras rebosante de humorismo poético y fantástico, Calvino se enfrenta con el que, según él mismo declaró, es su verdadero tema narrativo: «Una persona se fija voluntariamente una difícil regla y la sigue hasta sus últimas consecuencias, ya que sin ella no sería él mismo ni para sí ni para los otros».


Opinión personal:

Lo que en un inicio podría parecer una novela juvenil con su niño subido a un árbol y todo su surrealismo, realmente no lo es. El mundo de Cosimo va más allá de las primeras impresiones, y ha sido uno en el que me ha gustado meterme, por muy extraño que fuera.

En esta obra hay que tener en cuenta la época en la que vivió el autor; el nació en 1923 y el movimiento surrealista había empezado en 1920, así que sus obras están desinadas a ser, por lo menos, ligeramente surrealistas. Esta obra lo es desde el principio: un niño de 12 años se sube a un árbol como acto de rebelión (o para no comerse unos caracoles, que puede que fuera una de las razones por las que no volvió a bajar; no quería comer caracoles). En ese momento se hace el juramento de no volver a bajar nunca. Y lo mantiene. En vez de ser una rebelión preadolescente, se convierte  en su forma de vida, y ahí es cuando el surrealismo de la obra realmente empieza. Claramente, el hecho de que fuera capaz de vivir sobre los árboles desde los 12 hasta su muerte, todas las aventuras que tiene y toda la gente a la que conoce, también lo son.

El narrador de la historia es el hermano de Cosimo -el protagonista- quien va dejando comentarios de lo que el piensa en algunos momentos, lo que hace que entiendas mejor la situación familiar. El libro está preciosamente escrito, y la narrativa fue una de las cosas que más me gustó.

Como hay muchos personajes, y quiero mencionar a todos los posibles sin causar mucho lío, los voy a enumerar.

  • Personajes
  • Cosimo

Como es de esperar, es un personaje de lo más curioso. Una de las cosas que más me gustan de él, son sus relaciones con las mujeres; por cómo lo cuenta Calvino, no es él quien va en busca de ellas para seducirlas, sino que ellas van en su búsqueda porque están fascinadas por el hombre que vive en los árboles; y luego casualmente se suben a los árboles para hacerle compañía. Hay, de hecho, una imagen de lo más graciosa (y surrealista) en la que se describe como se veía a Cosimo saltando de árbol en árbol hacia o de vuelta de una visita de una de sus amantes cargando con un colchón; es decir, hay un hombre saltando de árbol en árbol con un colchón bajo el brazo (o como fuere que lo llevara).

  • La madre

Snort gif.gifLa madre de Cosimo y Biagio es un personaje que aparece poco, pero cuando lo hace, su obsesión con la Guerra de Sucesión te puede garantizar una risita. Su imagen más graciosa: cuando está vigilando a Cosimo en los árboles con un catalejo y marcando en un mapa los lugares en los que está como si fuera el ejército enemigo en la guerra.

  • Biagio

Es el hermano menor de Cosimo y el narrador de la historia. La relación entre ambos hermanos no es una de la que se hable mucho, pero en la forma de narrar del personaje, se puede ver el amor que este le tiene a Cosimo. A lo largo de la historia se ve que Biagio le tiene un poco de envidia a su hermano por haberse atrevido a dejarlo todo y comenzar su vida en los árboles como forma de decir que las cosas no estaban bien como estaban. El hecho de que el barón rampante se hiciera este juramento y lo mantuviera hace que Biagio sienta esa envidia porque él no se ve capaz de hacerlo a pesar de que en más de una ocasión le habría gustado seguir los pasos de su hermano mayor; en cambio él se casa, tiene hijos y tiene una vida normal (excluyendo que su hermano vive en los árboles).

-Viola

meh, uh gif.gifEste es un personaje sobre el que  no sé qué pensar. De niña me hace gracia: era el estereotipo de niña… repelente: madona, ligeramente traidora, pero luego un amor hacia los adultos; pero muy graciosa de leer. Al crecer, no cambia tanto: sigue siendo la niña caprichosa que cambia de humor con el soplo del viento, y, que en el fondo, vuelve a Cosimo un poquito más loco de los que ya estaba. SPOILER: Y el hecho de que le abandone, realmente me dolió en el alma; entiendo que no sería muy lógico que ella también se subiera a un árbol y se pusiera a vivir en él, ¿pero, realmente, cuánto hay de lógico en una novela de un niño que se sube a un árbol ha los 12 y no baja nunca?

SPOILER: Como todo ser humano, Cosimo tiene que morir en algún momento; y yo realmente lo pasé mal en los últimos capítulos en los que se ve cómo la salud de Cosimo empeora, y que su muerte se quiera o no, va a llegar. Pero no era el hecho de que fuera a morir lo que me estresaba, no, era el hecho de que al morir le fueran a enterrar, como el propio verbo indica, bajo tierra; me parecía una idea horripilante que un hombre que se había pasado toda su vida (menos los primeros 12 años) subido an un árbol, acabara luego bajo tierra, olvidado. Por lo tanto, el final, aunque de lo más extraño, y completamente imposible e irracional, me encantó.

A pesar de ser mi primera novela de Calvino, y relativamente extraña, estoy convencida de que no será la última que me lea.

Anuncios

Un comentario en “El barón Rampante (Calvino, Italo)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s