Sapiens: de animales a dioses (Harari, Yuval Noah)

 

portadaTítulo: Sapiens: de animales a dioses (Sapiens: a brief story of humankind).

Autor: Yuval Noah Harari.

Editorial: Debate.

Número de páginas: 492.

Valoración: ♥♥♥


Sinopsis oficial de la editorial:

Hace 100.000 años, al menos seis especies de humanos habitaban la Tierra. Hoy solo queda una, la nuestra: Homo sapiens.

¿Cómo logró nuestra especie imponerse en la lucha por la existencia?¿Por qué nuestros ancestros recolectores se unieron para crear ciudades y reinos? ¿Cómo llegaron a creer en dioses, en naciones o en los derechos humanos; a confiar en el diner, en los libros o en las leyes? ¿Cómo acabamos sometidos a burocracia, a los horarios y al consumismo? ¿Y cómo será el mundo en los milenios venideros?

En De animales a dioses, Yuval Noah Harari traza una breve historia de la humanidad, desde los primeros humanos que caminaron sobre la Tierra hasta los radicales y a veces devastadores avances de las tres grandes revoluciones que nuestra especie ha protagonizado: la cognitiva, la agrícola y la científica. A partir de hallazgos de disciplinas tan diversas como la biología, la antropología, la paleontología o la economía, Harari explora cómo las grandes corrientes de la historia han modelado nuestra sociedad, los animales y las plantas que nos rodean e incluso nuestras personalidades. ¿Hemos ganado en felicidad a medida que ha avanzado la historia? ¿Seremos capaces de liberar alguna vez nuestra conducta de la herencia del pasado? ¿Podemos hacer algo para influir en los siglos futuros?

Audaz, ambicioso y provocador, este libro cuestiona todo lo que creíamos saber sobre el ser humano: nuestros orígenes, nuestras ideas, nuestras acciones, nuestro poder… y nuestro futuro.


Opinión personal:

No, no es otro libro de ficción. Y sí, has leído correctamente, por extraño que parezca estoy haciendo una reseña de un libro que no es de ficción. Este verano me dio por empezar a leer libros que hablaran de temas científicos que me interesaran (que son prácticamente todos) y este ha sido uno de los que más me ha gustado, pero no os preocupéis, a lo largo de las vacaciones también oiréis de mi nueva obsesión con la física, especialmente con la física cuántica, aunque no dejaré de lado tampoco ni la química ni la biología.

Primero e importante, si tienes unas ideas muy fijas sobre la vida, y no quieres cambiarlas ni que estas sean puestas en duda, tal vez este no sea el libro para ti. Harari pone en duda todo conocimiento religioso, político, económico e incluso, podría decirse que moral.

Este libro me ha gustado tanto probablemente por lo mencionado en el párrafo anterior: pone en duda todo nuestro conocimiento, y llega a las raíces más profundas del ser humano.

Debo decir que a pesar de que en general he encontrado el libro fascinante, a partir del, aproximadamente, capítulo 16, me ha aburrido como una marmota. No porque lo que dijera no fuera interesante, sino porque comienza a hablar sobre economía y política, que no son áreas que me interesen ni un poco. Así que, recomendación: si te apetece leer el libro (pero no te gusta nada, digamos la biología) o saber más sobre un área en general y no tienes mucho tiempo, sáltate las partes que no te fascinen, porque aunque estén muy bien explicadas, son capítulos muy largos que cansan enseguida.

Dejando eso de lado, los primeros capítulos (la revolución cognitiva, con la evolución de nuestra especie) , que fueron los que a mí mas me interesaron, y con los que puedo halar con más interés y cariño fueron apasionantes. Con ejemplos y hechos que se quedarán impresos en mi mente de por vida, Harari entorna las puertas de múltiples áreas de conocimiento, para que tú luego las puedas abrir a tu gusto.

Entre los datos que me parecieron más curiosos: ¿Sabías que la razón por la que los humanos nacemos tan “desvalidos” es porque por culpa de nuestro cerebro grande y porque al adaptarnos a una posición erguida nuestras caderas se hicieron más estrechas  tenemos que nacer prematuramente en comparación a otros animales? ¿O que el perro lleva siendo el mejor amigo del hombre o por lo menos conviviendo con él desde hace alrededor de 12.000 años? ¿O que con la inversión correcta se podría desarrollar la nanotecnología tan drásticamente que se podrían crear moscas biónicas espías?

(Mientras que en cuestión de horas cualquier otro animal ya puede caminar, el ser humano apenas puede abrir los ojos).

Yo no tenía ni idea.

Pero no puedo esperar a leerme el siguiente libro, Homo Deus, para descubrir que más información tiene Harari para ofrecer.

 

Anuncios

Reiniciados (Tintera, Amy)

Portada

Título: Reiniciados (Reboot).

Autor: Amy Tintera.

Editorial: Océano Gran Travesía.

Número de páginas: 364.

Valoración: ♥♥♥


Sinopsis oficial de la editorial:

Hace cinco años, Wren Connolly recibió tres disparos en el pecho. Después de 178 minutos, volvió como Reiniciada: más fuerte, más rápida, capaz de curarse y prácticamente insensible. Los Reiniciados que tardan más tiempo en volver después de muertos, son menos humanos cuando regresan. Wren 178 es la más mortífera Reiniciada en la República de Texas.

La parte favorita del trabajo de Wren es la formación de nuevos Reiniciados, pero su último novato -Callum Reyes- es el peor con el que se ha encontrado. Callum es prácticamente humano. Sus reflejos son demasiado lentos, siempre está haciendo preguntas, y su omnipresente sonrisa la está volviendo loca. Cuando Callum se niega a cumplir una orden, Wren se da una última oportunidad para corregirlo o tendrá que eliminarlo. Wren nunca ha desobedecido antes y sabe que, si lo hace, será también eliminada. Sin embargo, nunca se ha sentido tan viva como cuando está cerca de Callum.

“El soldado perfecto no desobedece órdenes”

“Hace 5 años, morí. 178 minutos después, desperté”


Opinión personal:

book with cobwebs.jpgEste libro llevaba sentado en mi estantería meses, si no años. Y a pesar de que tenía una pinta muy interesante, siempre aparecía otro libro que leer (libros que no siempre fueron tan interesantes). Pero por fin me conseguí sentar a leerlo, y en menos de un fin de semana lo había devorado.

zombies gif.gif¿Zombies asesinos? Esa puede ser la primera pregunta que se te pasa por la cabeza después de leer la sinopsis, y, es verdad que puede parecerlo muy rápidamente: mueren, reviven y van a por ti. Pero, la historia va más allá (tampoco mucho, pero lo suficiente como para ser entretenida).

Como todos los libros adolescentes, tiene una invencible heroína, aunque a diferencia de otros, esta no es tan heroína como (diría supervillana, pero no es la líder de todo este embrollo) soldado. Wren es la mejor Reiniciada que ha habido jamás. Los Reiniciados son personas que han muerto y que son revividos, pero pierden toda la habilidad de sentir emociones cuando lo hacen, por lo que, los humanos, como pragmáticos que somos, los utilizan como soldados para exterminar a aquellos que se salten la ley.

Inesperablemente (aunque puede que para un lector de libros joven adulto esto fuera muy esperado), aparece su completo opuesto, el chico que, al haber estado muerto por el menor número de horas hasta el momento, parece ser el Reiniciado más flojo, y surge una amistad (que llevará a amor, pero eso todos lo veíamos venir).

Una de las cosas más interesantes del libro es cómo la autora plasma la evolución de Wren. El libro está escrito en primera persona, por lo que siempre se reciben sus pensamientos, y mientras que el principio está plagado de frases cortas porque ella sigue el sistema y actúa sin dudarlo, estas se van alargando poco a poco hasta llegar a grandes interrogantes y dudas en los últimos capítulos, cuando recupera parte de su humanidad.

La novela está plagada de acción y escenas estresantes: ese tipo de escenas en las que te saltas un párrafo por estrés, y luego te das cuenta de que no te has enterado de nada porque ese párrafo era imprescindible y tienes que volver atrás.

flipping pages

Toda esta lucha por el amor junto con una lucha contra es sistema hace que Reiniciados sea uno de los libros más entretenidos que me he leído últimamente. No es un libro perfecto (le sobra algún que otro estereotipo o cliché), pero sin ninguna duda es entretenido.

El guardián entre el centeno (Salinger, J.D)

ipor_que_el_guardian_entre_el_centeno_es_el_libro_preferido_de_tanta_gente_7046_1900x1400.jpg

Título: El guardián entre el centeno.

Autor: J.D Salinger.

Editorial: Alianza.

Número de páginas:  277

Valoración: ♥♥♥♥


Sinopsis oficial de la editorial:

Las peripecias del adolescente Holden Cauldfiel en una Nueva York que se recupera de la guerra influyeron en sucesivas generaciones de todo el mundo. En su confesión sincera y sin tapujos, muy lejos de la visión almibarada de la adolescencia que imperó hasta entonces, Holden nos desvela la realidad de un muchacho enfrentado al fracaso escolar, a las rígidas normas de una familia tradicional, a la experiencia de la sexualidad más allá del mero deseo.

Opinión: 

guardian_centeno_21.jpg
Hoy me siento generosa; le doy 4/5… aunque también se debe a que E guardián entre el centeno me gustó mucho. El protagonista, Holden, personifica lo peor de mí… no podía dejar de sentirme identificada. Pero empecemos desde el principio.
Empecé este libro con pocas expectativas, aunque formaba parte de mi maratón de clásicos. Acababa de terminarme Crimen y Castigo, que pronto reseñaré, y la verdad es que el listón estaba muy, pero que muy alto. Cuando empecé a leer, mis pocas expectativas se fueron al traste: Salinger tiene una manera muy peculiar de escribir – se repite mucho, y us frases son muy cortas, por lo que puede llegar a ser irritante. Sin embargo, decidí darle una oportunidad. Menos mal que lo hice.
Bienvenidos a la historia de un adolescente problemático como otro cualquiera: Holden Caulfield. Hay dos maneras de entender a Caulfield: leyendo literalmente, lo que te deja la imagen de chico rebelde, al que le da igual todo y no le importa hacer daño a los demás por su propio beneficio; o bien, el personaje creado bajo las capas de la historia, que está perdido y con el que es más que posible identificarse.

La capacidad de crear este segundo personaje debajo de todo lo evidente es lo que, en mi opinión, hace de este libro una genialidad. La historia está narrada con las palabras de Holden, pero a pesar de su simpleza y crudez, la verdad que esconden es sorprendente. Caulfield es vago, cabezota e inmaduro; le cuesta concentrarse, es un mentiroso, corto de miras y se ha perdido en un mundo de expectativas muy poco realistas. Es decir, Caulfield representa a la mitad de los adolescentes de este planeta.

Otra de las cosas que más me gustaron fue leer los pensamientos de Caulfield. Todo lo que piensa Caulfield, lo hemos pensado todos – y de muchas cosas, nos hemos arrepentido. Está bien saber que no somos los únicos a los que se nos pasan esas cosas por la cabeza.
Holden es una personificación de los peores momentos de los 16 años, por eso creo que merece la pena leer esta novela con una edad específica. Si la historia de Caulfield se lee muy joven, es difícil entender sus sentimientos y la totalidad de su personaje. Como cualquier adolescente en algún punto, Caulfield se siente solo. Sin embargo, también es extremadamente generoso, sensible, inteligente… y aunque no lo parezca, muy compasivo. Para mí, Holden es una especie de Peter Pan, con miedo a crecer y salir de la juventud. Holden no quiere perder sus sueños, sus expectativas imposibles y conocer de primera mano el sufrimiento y tristeza que ya está empezando a ver en el mundo.

 Me encanta todo lo que Caulfield odia de sí mismo, y estoy segura de que ese era el propósito del autor.
Sin embargo, entiendo perfectamente por qué hay quien odia este libro. Si no te sientes identificado con Caulfield desde el principio, su historia es una pesadilla. Hay quien le odia  le considera narcisista, egoísta y insensible. En realidad, Caulfield es todo lo contrario, y sólo crea una fachada narcisista, egoísta e insensible para protegerse de la crueldad del mundo que le rodea.
Cuando el libro se publicó, no es de extrañar que fuera muy popular entre adolescentes y que, sin embargo,  la crítica adulta lo odiara. Para mí, esto es porque Caulfield es una paradoja en sí mismo. Caulfield pretende ser lo que no es – usa una falsa identidad para esconder su sensibilidad. Pero a la vez, Caulfield es un personaje que odia lo falso y las apariencias, y tiende a describir todo lo ‘real’, alejándose de las ilusiones y pretensiones de la sociedad.
El uso del sarcasmo y la ironía en el libro es letal. En serio. Hay muy pocos autores que manejen así el humor, y me encanta. Además, con Salinger me pasó algo que nunca antes me había pasado: mientras leía, la voz del narrador era la voz de alguien que conozco personalmente. Raro, raro.
Ha sido de esos libros en lo que subrayas frases porque representan gran parte de la sociedad en la que vivimos, dichas con un tono sardónico y cínico.
Cabe destacar que la trama de la historia es muy simple; en realidad, no ocurre nada especial. Acompañamos a Holden durante tres días, antes de las vacaciones de Navidad porque le han echado del colegio, y no sabe a dónde ir antes de volver a casa por Navidad.
Me llevo, entre otras cosas, la inolvidable relación de Holden con su hermana. El guardián entre el centeno es un libro que no necesita una relación romántica para estar completo, pero no sería lo mismo sin la relación entre hermanos. Es aquí dónde vemos la verdadera sensibilidad e inteligencia emocional de Caulfield. Para mí, es de lo más bonito del libro… y eso que soy hija única.
Los amoríos de Holden tampoco se quedan atrás… pero el chico está tan perdido en el amor como en el resto de aspectos de la vida. Hay quien le ve como machista cuando describe a las chicas con las que ha estado, pero hay que admitir que todas ellas nos representan perfectamente.
Por otro lado, me encanta la madurez de Holden, escondida detrás de una falsa inmadurez. En ocasiones, me daba la sensación de que Holden no tenía 16 años, sino que era mucho más mayor. Se me ocurre el ejemplo de un capítulo en el que llama a una prostituta, pero luego se siente mal por ella e intenta mantener una conversación con ella en el hotel. Sí, Holden es el típico que se queda solo en los hoteles, bebe en bares y clubs con gente que odia, y dice ser mayor de lo que en realidad es… Se le perdona todo, porque lo que más le entusiasma en todo el libro es compartir tiempo con su hermna pequeña. Muero de amor.
Blogging_Catcher_LargeWide
Holden está deprimido, y de algún modo me rompe el corazón. Sin embargo, no es como otros libros sobre adolescentes deprimidos que no aguanto, veáse La Luna no está (Filer, Nathan).
Me ponía muy triste la relación que Holden tenía con su hermano pequeño, Allie, antes de que este muriera. En ocasiones, Holden sigue hablando con él, y de verdad, que resulta triste pero a la vez entrañable.
En conclusión, creo que El guardián entre el centeno es un libro lleno de verdad y simbolismo, que si entiendes, es estéticamente perfecto – a pesar de la prosa rudimentaria que utiliza. El realismo de Holden como personaje es lo mejor del libro; se resume en un adolescente con pensamientos y emociones de adolescente pero con más sentido común que muchas adultos. Holden no es el más inteligente en términos de resultados académicos, pero sí es un genio emocionalmente… y hay muy pocos personajes así.
Lo recomiendo, porque te deja una visión diferente del mundo, y para mí, esa es precisamente la razón por la que leo. Sí, habla mucho de alcohol, sexo y drogas. Sí, un 50% del libro son palabrotas. Pero no dejes de leerlo, porque estarías perdiéndote una obra de arte.
holden-1.png

The Power (Alderman, Naomi)

Llega otra reseña navideña con otro libro de lo más relevante hoy en día. Hablamos de The Power.

the-power-cover-crop.jpg

Título: The Power.

Autor: Naomi Alderman.

Editorial: Roca editorial.

Número de páginas: 352

Valoración: ♥


Sinopsis oficial de la editorial: 

La novela de ciencia ficción feminista seleccionada como libro del año por The Guardian.

¿Y si el poder estuviera literalmente en manos de las mujeres?

Una novela de ciencia ficción feminista seleccionada como libro del año por The Guardian.

Una niña en la América profunda escapa de un padre maltratador.

Un chico en Nigeria filma a una mujer que está siendo atacada en un supermercado.

La hija de un criminal del este de Londres ve cómo su madre es asesinada.

Una senadora en Nueva Inglaterra se esfuerza por proteger a su hija.

Cuatro personajes que sufren las tensiones construidas a través de siglos de desequilibrio y amenaza están dispuestos a llegar lejos en su determinación por establecer un nuevo orden mundial.

Cuatro chicas que descubren que poseen un poder: el de la electricidad. Con un simple movimiento de sus manos, pueden infligir un dolor agonizante e incluso la muerte.

Un nuevo poder, extraordinario y devastador, ha llegado y cambiará el mundo para siempre.


Opinión: 

¿Preparados para una de esas reseñas con las que nadie está de acuerdo?

Si hay algo que apoyo, es la igualdad. De verdad, espero que alguna vez podamos vivir en una sociedad donde predomine la igualdad. Sin embargo, la igualdad para mí no consiste en ser iguales, si no en tener el mismo derecho a ser diferentes. Puede parecer una obviedad, pero es algo que en este libro se olvida.

Apoyo firmemente la igualdad de género, pero  creo que la sociedad lleva esta lucha al extremo opuesto. Este libro es el ejemplo perfecto. Alderman le da a las mujeres unos poderes especiales para salvar la brecha de la desigualdad, y esto es precisamente lo que lo rebaja tanto. Como mujer, no creo que tenga que recibir ningún tipo de poderes especiales ni tratos particulares porque eso significa admitir que soy inferior al sexo opuesto y necesito estos poderes. Y evidentemente no es así. ¿Este es un libro feminista?

Muy decepcionante. 

La idea de la trama es buena, por no decir fantástica. Me recuerda un poco al libro de Malorie Blackman, Blanco & Negro, en el que la sociedad vive una realidad alternativa en la que son los negros los que discriminan a los blancos. La diferencia entre Blackman y Alderman, es que Blackman plasmó su idea de una manera mucho más inteligente, creíble y justa. Alderman, mientras tanto, cruza la línea de lo feminista y pierde el sentido del libro. Me explico.

El libro consiste en una sociedad en la que las mujeres empiezan a obtener unos poderes sobrenaturales (electricidad en las manos) y a usarlos para defenderse y atacar a los hombres. Pronto, estos poderes se les van de las manos – literalmente – y su poder se convierte en una ambición sectaria que llega a los religioso. La historia esta narrada desde el punto de vista de varias chicas, y únicamente un chico periodista.

Los primeros 10 capítulos son leíbles. Alderman escribe bastante bien, y el libro había sido justamente promocionado por muchísimos medios de comunicación. Incluso había sido recomendado por Margaret Atwood (la mentora de Alderman)… Empecé el libro con muchas esperanzas porque sí, me considero feminista; sí, me encanta Atwood (eso ya lo he dicho varias veces, ¿no?) y sí, me encantan las realidades alternativas – te hacen pensar. Pero a veces, las realidades alternativas simplemente no son creíbles.

Vamos a ver, Alderman nos cuenta que debido a la contaminación (¡¿?!), la genética de las mujeres ha sido alterada y las más jóvenes desarrollan una especie de dispositivo en el pecho llamado skein. El skein les permite generar electricidad y así, por las buenas, son las poderosas. Por si fuera poco, las jóvenes pueden enseñar a las mujeres adultas a lanzar descargas eléctricas como si fueran spiderman. Toma plot twist.

A pesar de lo mal que pueda sonar, la idea podría haber desarrollada bastante bien – y Alderman podría haber convertido este libro en una joya para todo feminista. Y puede que algunos lo vean así…

Seguimos a tres mujeres. Roxy, la poderosa entre las poderosas; Madre Eve, el equivalente al mismísimo Jesucristo en mujer; Margot, una política que decide que la mejor manera de apoyar la causa es crear una especie de campamentos de verano donde las mujeres pueden desarrollar su don. También se nos presenta a la hija de Margot, Jo, y a un joven periodista que se dedica a escribir sobre las manifestaciones, cambios y revoluciones que producen las nuevas ‘poderosas’.

A estas alturas, todavía podía haber sido una buena novela. Pero todo se va al trate cuando ls poderes se suben a la cabeza de las mujeres.Toda la violencia a la que se supone que se enfrentan las mujeres, ahora la sufren los hombres. Incluso desarrollan una especie de droga – la llaman Purpurina (¡¿?!) – que lleva sus poderes a extremos inimaginables. Total, que sus poderes se convierten en algo religioso – y millones siguen a Madre Eve como si fuera una diosa. Se crean sectas y grupos extremistas terroristas. Se ponen bombas, se desarrollan guerras, se matan hombres a millones…

Guau, guau… un momento.

giphy (3).gif

¿Por qué parece que todos los hombres son odiosos y malvados y se merecen morir a toda costa? Hay que bajar el tono un poquito cuando intenta hablarse de igualdad de género. Eso es lo que más me enfadó de este libro: que parece que todos los hombres son malos – que todos abusan, matan y discriminan a las mujeres… ¿Qué pasa, que no hay hombres feministas? Si vamos a hablar de igualdad, por lo menos hagámoslo bien.

Sí, sin duda el mundo cambiaría considerablemente si las mujeres consiguieran poderes. Sí, probablemente muchas lo llevarían al extremo, y sí, muchos hombres no lo pasarían especialmente bien. Pero casi nadie es tan animal, tan bruto como para que el mundo se convierta en una batalla campal que llega al canibalismo.  Simplemente, no me parece creíble. Creo que la historia que desarrolla Alderman  brutaliza enormemente a las mujeres, las hace perder su credibilidad – y discrimina MUCHO a los hombres. Y ese, para mí no es el objetivo del feminismo. No debería llamarse un libro feminista y punto.

The Power discrimina a las mujeres porque asume que si tuviéramos el poder, podríamos abusar, matar y destrozar a las mujeres porque no sabemos actuar como humanos normales.

giphy (4).gifReeeelax. Para mí, el mensaje detrás de la historia era que si las mujeres fuéramos así de fuertes físicamente, seríamos demasiado débiles mentalmente como para crear una sociedad justa. Probablemente, este no es el objetivo de Naomi Alderman, pero es lo que me transmitió el libro. Ya sé que es un libro de ficción, pero había escenas de violencia tan gráficas que me resultaban repulsivas y algo insultantes.
Lo que le falta a este libro es mostrar diferentes caras de la humanidad. Aquí solo se habla de mujeres violentas y extremistas que actúan como bestias. Claro que sólo es mi punto de vista, pero me da la sensación de que libros como este solo se sacan al mercado para vender. No me matéis, por favor, pero parece que si un libro va del poder de las mujeres, venderá más. Ja, ja… lo sé, acabo de perder a la mitad de mis lectores.

Siempre me gusta terminar la reseña con algo positivo del libro. Dejadme pensar… seguro que encuentro algo…

giphy (6).gif

 

 

Blancanieves y los siete enanitos

 

 

Fecha de estreno: 21 de diciembre de 1937

Dirigida: por David Hand

Reparto: Animación

Géneros: Animación, Fantasía


Sinopsis oficial de la película:

La malvada madrastra de Blancanieves decide deshacerse de ella porque no puede soportar que la belleza de la joven sea superior a la suya. Sin embargo, Blancanieves consigue salvarse y se refugia en la cabaña de los siete enanitos. A pesar de todo, su cruel madrastra consigue encontrarla y la envenena con una manzana. Pero la princesa no está muerta, sólo dormida, a la espera de que un Príncipe Azul la rescate.


Opinión personal:

Ha llegado el momento de empezar ha hacer reseñas de todos los clásicos de Disney, y he decidido empezar cronológicamente, así que comencemos, con Blancanieves y los siete enanitos de 1937.

Esta película es un clásico, protagonista de las infancias de los niños de gran parte de los siglos XX y XXI, aunque debo admitir que yo nunca había visto esta película (o por lo menos no recordaba nada de ella) hasta esta tarde.

Todos conocemos la historia de Blancanieves, y si no, ¿qué mejor forma de conocerla que viendo la película? Así que, esta reseña estará formada especialmente por curiosidades de la película.

A pesar de que esta es una historia que se supone que es atemporal, hay ciertos momentos en los que se puede ver cómo difieren los valores de la primera mitad del siglo XX de los actuales; pero, no queda otra cosa que dejar eso de lado, es una película de 1937, no se puede hacer nada por cambiar la forma de pensar de esos tiempos, así que vamos a centrarnos en lo extraña que es la película si te centras solamente en algunos hechos.

Si analizamos la película críticamente, debemos admitir que es un poco extraña (probablemente porque está basada en una historia de los hermanos Grim): en cuanto Blancanieves canta, el príncipe se enamora (amor a primera vista, teniendo en cuenta la cantidad de libros de fantasía que me he leído, este hecho lo podemos aceptar);

Encuentro

la madrasta, que como siempre es el personaje malvado de historia (¡nunca se libran!) se da cuenta de que Blancanieves está creciendo y se está convirtiendo en una chica muy guapa y decide matarla (un segundo, ¿qué acaba de pasar?); wait what gif.gif

dejando de lado que Blancanieves es capaz de comunicarse con animales, vamos recordar la escena en la que encuentra la cabaña de los enanitos: ella ve la casa y se acerca (hasta aquí todo normal), llama a la puerta y como nadie responde (aquí empieza lo extraño),  decide entrar (¿allanamiento de morada?), y ya que está, ¿por qué no limpiarles la casa? (es verdad que es posterior, pero cuando en Big Bang Theory Sheldon se cuela en casa de Penny para limpiársela, todos sabemos que no le hizo mucha gracia; y si no, es un poco de sentido común que a la gente no le suele gustar que hagas eso);

perseverance.jpgbien, continuemos, cuando la reina descubre que no ha conseguido matar a Blancanieves, decide volver a intentarlo (no podemos negarle que es persistente); al final de la historia, en cuantokiss el príncipe ve a Blancanieves, va y la besa (¿necrofilia?); y Blancanieves no tiene ningún tipo de duda, abandona a los enanitos y se larga con el príncipe (¿no te han dicho nunca tus padres que no hables con extraños? ¿Y aun menos que te vayas con ellos?).

Pasemos ahora a la parte que todos estábamos esperando:

CURIOSIDADES

  1. Cuando le dieron el oscar, entregaron un Óscar tamaño normal y otros siete la mitad de pequeños.oscar.jpg
  2. Fue la película más vista y que consiguió más dinero hasta 1940 cuando salió ‘Lo que el viento se llevó’. Consiguió 8 millones de dólares, que actualmente serían alrededor de 137 millones de dólares.Big sum of money dollars
  3. Fue la primer película de la que se sacó un album de las canciones. Inicialmente se escribieron 25 canciones, aunque en la película solamente aparecen 8 de ellas.
  4. Walt Disney quería que la voz de la actriz de Blancanieves fuera solamente asociada con este personaje, y la obligó a firmar un contrato que decía que no cantaría en ninguna otra película. Jamás.
  5. Hasta decidir los nombres de los siete enanitos, había una lista de hasta 50. En la historia original de los hermanos Grimm los enanitos nunca tuvieron nombre.nombres
  6. Hablando del cuento original… La madrastra no intenta matar a Blancanieves con el cazador y la manzana, sino que también lo intenta con un peine y ahogarla con un lazo; portada original.jpgno es un beso de amor lo que la despierta, sino que cuando el príncipe ve a Blancanieves, se da cuenta de que es muy guapa y le dice a los enanitos que la lleven a su castillo donde podrá observarla diariamente, con los baches del camino, Blancanieves expulsa el trozo de manzana que se le había quedado atascado en la garganta y se despierta; la reina no muere con un rayo, sino que cuando Blancanieves y el príncipe se casan, ella ve lo guapa que está Blancanieves y se larga del reino enfadada y nunca se vuelve a saber de ella. Unos ligeros cambios… 
  7. En inglés uno de los enanitos se llama “Dopey” (Mudito), pero inicialmente la mayorídopey 1a de los animadores no querían utilizar ese nombre porque consideraban que era demasiado moderno para un cuento atemporal. A Walt Disney, sin embargo, le encantaba el nombre, así que dijo que no era moderno porque Shakespeare lo había utilizado en una de sus obras. La discusión se acabó y todos estuvieron de acuerdo en llamarle ‘Dopey’. Hasta el día de hoy no se ha encontrado ninguna obra de Shakespeare en la que aparezca la palabra ‘Dopey’.
  8. Se utilizaron las cejas de Walt Disney como modelo para todas las cejas de los enanitos menos las de Feliz porque a los animadores les gustaban mucho.
  9. La actriz de la madrasta siempre es la misma (incluso cuando está disfrazada de mendiga), y para conseguir el cambio de voz que viene con el segundo personaje,  se quitó su dentadura postiza.stepmother.jpg
  10. Originalmente Mudito iba a tener una voz, pero como los directores no consiguieron encontrar una voz que les gustara para el personaje, decidieron que no hablara.
  11. Durante la producción de la película, Walt Disney tuvo animales en el plató para que los dibujos de sus movimientos fueran lo más reales posibles.
  12. En la escena en la que los enanitos salen de la casa y Blancanieves les va besando a todos, se olvida de besar a Dormilón.
  13. En la película se utilizaron 2 millones de ilustraciones.
  14. Walt Disney ofrecía 5 dólares (actualmente serían 86) a la persona a la que se le ocurrieran bromas para meter en la película. A uno se le ocurrió as escena en la que los 7 enanitos van  apareciendo poco a poco. Le reclamó a Walt Disney 35 dólares.dwarves noses
  15. En la historia original el personaje de Blancanieves tiene 14 años, pero Walt Disney le dijo a sus animadores que pintaran a Blancanieves “lo suficientemente mayor como para casarse”.
  16. Walt Disney fue a la premiere de esta película, y no fue a ninguna otra hasta Mery Poppins (1964).
  17. El príncipe solamente aparece unos 2 minutos en la película. Al principio iba a tener un papel más importante, pero a los animadores les costaba dibujarle, por lo que redujeron su tiempo en pantalla.
  18. La producción de la película tardó alrededor de 5 años.
  19. Inicialmente tenían un presupuesto de 250 mil dólares, pero Disney acabó gastándose 1.5 millones.

Hasta aquí llega la lista de curiosidades que yo me sé (y que he sido capaz de encontrar en Internet), si te sabes alguna más, no dudes en decirla en los comentarios para que pueda añadirla.

 

Nunca me abandones (Ishiguro, Kazuo)

¡Feliz Navidad, lectores! Papá Noel este año ha dejado una pila enorme de libros nuevos… De momento, reseño Nunca me abandones de Kazuo Ishiguro, el nuevo Nobel de literatura. ¡Que lo disfrutéis!

794822

Título: Nunca me abandones.

Autor: Kazuo Ishiguro

Editorial: Anagrama

Número de páginas: 360

Valoración: ♥♥


Sinopsis oficial de la editorial:

A primera vista, los jovencitos que estudian en el internado de Hailsham son como cualquier otro grupo de adolescentes. Practican deportes, o tienen clases de arte donde sus profesoras se dedican a estimular su creativi-dad. Es un mundo hermético, donde los pupilos no tienen otro contacto con el mundo exterior que Madame, como llaman a la mujer que viene a llevarse las obras más interesantes de los adolescentes, quizá para una galería de arte, o un museo. Kathy, Ruth y Tommy fueron pupilos en Hailsham y también fueron un triángulo amoroso. Y ahora, Kathy K. se permite recordar cómo ella y sus amigos, sus amantes, descubrieron poco a poco la verdad. El lector de esta espléndida novela, utopía gótica, irá descubriendo que en Hailsham todo es una re-presentación donde los jóvenes actores no saben que lo son, y tampoco saben que no son más que el secreto terrible de la buena salud de una sociedad.


Reseña:

Le he dado a Nunca me abandones un 2/5 porque me decepcionó mucho. Cuando me enteré de que Ishiguro era el nuevo Nobel, esperaba un novelón… y el tema parecía muy interesante. Sin embargo, no terminó de convencerme.

(Pequeño paréntesis aquí para expresar mi decepción ante el hecho de que Margaret Atwood todavía no tenga un Nobel.

giphy.gif)

Nunca me abandones narra la historia desde el punto de vista de Kathy, la protagonista. Poco a poco, Kathy nos va revelando detalles de su infancia y juventud, que empiezan siendo confusos y van tomando forma hasta que se revela el verdadero propósito de la vida de Kathy.

Es muy difícil reseñar este libro sin hacer spoilers, porque la propia trama de la historia es lo verdaderamente sorprendente. Es un libro muy actual, que analiza ideas éticas muy controvertidas. Es interesante leerlo para luego poder discutirlo – pasé un buen rato discutiendo con mi profesor de inglés si el escenario que plantea el libro es posible en nuestra sociedad o no. Dicho esto, creo que es el libro ideal para un club de lectura.

Kathy estudia en una especie de internado llamado Hailsham, rodeada de niños que, como ella, no son como el resto de la sociedad. El propósito del libro es únicamente demostrar el por qué son diferentes… pero realmente no hay ningún giro importante en la trama, ni ningún nudo especialmente relevante. Una de las cosas que más me decepcionó es que esperaba que las pistas que dejaba caer el autor fueran más discretas, y que la revelación del verdadero destino de Kathy y sus amigos fuera un shock y sorprendiera. No, chicos. Las pistas son más que evidentes… total, que cuando te cuentan todo, no sorprende para nada.

Puede que haya sido muy dura dando un 2/5 al libro… pero la verdad es que me esperaba mucho más. Por una parte, mi profesor de inglés me dijo que era su libro favorito… y si un profesor de inglés te dice que algo mola… tendrá que ser bueno, ¿no?

giphy (1).gif

Segundo, es el Nobel de literatura. Más razón aún para creer que será un libro fantástico.

giphy (2).gif

Y además, ¡lo habían comprado con Un Mundo Feliz y El cuento de la criada (Atwood, Margaret)! Vale, los tres hablan de una realidad alternativa… pero ahí acaban los parecidos.

Entiendo por qué es un libro popular hoy en día y no estoy insinuando para nada que Ishiguro escriba mal. Muy al contrario, Ishiguro escribe con un estilo muy simple y directo, pero va creando capas en la historia que van escondiendo su verdadero propósito. Su estilo es lo que me ha llevado a darle otra oportunidad y me he comprado Lo que queda de día. Sin embargo, no tengo muchas esperanzas porque Nunca me abandones es su novela más aclamada por la crítica.

Otro de los principales del libro es la forma de ser narrado. Es cierto que una narración en primera persona siempre es muy personal, y respecto a eso no tengo ninguna objeción. Sin embargo, Kathy se refiere siempre a hechos que acontecieron en el pasado – hace mucho tiempo – y omite muchos detalles que le quitan el toque personal que necesita. Es una retroperspectiva que pierde personalidad, y suena un tanto falsa – como si fuera un tercero quien estuviera contando la historia y no la propia Kathy. En ese sentido, creo que la voz de Ishiguro se deja ver… cuando en realidad debería esconderse tras la narración de la protagonista.

Otra de las cosas que menos me gustaron es que los personajes apenas se cuestionan su situación. Simplemente, no lo veo factible – sobretodo sabiendo que los personajes son conscientes de que son diferentes al resto de la sociedad- ¿Por qué ninguno de ellos se pregunta qué es lo que les hace diferentes? Como lector, vas usando el razonamiento para adivinar por qué Kathy y sus amigos viven encerrados en Hailsham… pero ellos no parecen cuestionárselo nunca.

Y para terminar de destrozar vuestra opinión del libro diré lo siguiente:

  • Falta diálogo. MUCHO diálogo. No digo que sobre descripción pero Ishiguro usa demasiado el estilo indirecto y termina resultando cargante.
  • La novela termina siendo un largo monólogo que se desarrolla únicamente en la mente de Kathy. Y no es un monólogo sorprendente, ni tiene nada de entusiasmo.
  • A veces Kathy habla consigo misma. Otras veces hace referencias al lector y nos habla de tú. Esto me pareció muuuy confuso… ¿a quién le hablas, Kathy?
  • Los personajes no transmiten nada… hay un triángulo amoroso pero vamos, como si no lo hubiera.
  • Los sentimientos de los personajes no son creíbles. No me llegaron nada de nada.

Dicho todo esto, creo que deberíais darle una oportunidad (jeje) Para hacer esta reseña, me he basado en la decepción, pero entiendo perfectamente por qué hay gente que le encanta el libro. El tema en sí – que no revelo para no hacer spoilers – promete horas de debate. Sin embargo, al ser el libro poco creíble desde el principio, me costó terminarlo para poder después debatirlo.

Hay quien adora a Ishiguro – y repito, lo entiendo. Simplemente, su estilo no acaba de convencerme y esperaba mucho más de él… Moraleja: nunca empieces un libro con demasiadas esperanzas.

¡Si alguien lo ha leído que no se olvide de dejarme su opinión en los comentarios, me encanta leerlos!

 

 

Música para camaleones (Capote, Truman)

Truman Capote se ha convertido en uno de mis autores favorito gracias, en parte, a esta preciosa colección de historias.

Después de un mes de exámenes viviendo al límite, ya estamos de vuelta con un montón de libros fantásticos que reseñar para estas Navidades.  Música-para-camaleones-dibujo

B38

 

Título: Música para Camaleones.

Autor: Truman Capote.

Editorial: Anagrama.

Número de páginas: 284

Valoración: ♥♥♥♥♥


Sinopsis de la editorial:

“Música para camaleones”, un libro que Truman Capote presenta como una obra de literatura documental, bucea con implacable lucidez en la poesía y el horror de la vida; es el espléndido resultado de una necesidad de comunicación directa entre lector y materia narrativa, que Truman Capote buscó febrilmente para conseguir una escritura «sencilla y límpida como un arroyo de montaña». Una prosa en la que pudiera mantenerse al margen del tema tratado, sin influir con su estilo, juicios y opiniones. En palabras suyas: hacer del lector un observador o, mejor aún, el testigo de una experiencia verdadera que, contada bajo tal óptica, resultará mucho más subyugante que si el autor la interpretase al modo clásico. El libro está dividido en tres partes. En primer lugar, seis breves piezas iniciales de magistral concepción y ejecución. Luego, una novela corta,”Ataúdes tallados a mano”, lleva a sus últimas consecuencias el enfoque testimonial de “A sangre fría” y relata la espeluznante historia de Quinn, un psicópata solipsista que se dedica a asesinar macabramente a los jurados que en un juicio han votado en su contra. Finalmente, siete Conversaciones y retratos, entre los cuales destacan el magistral texto en el que Capote acompaña a una asistenta en «un día de trabajo» limpiando domicilios, la estremecedora entrevista a un maníaco asesino recluido en San Quintín, la agridulce y famosa semblanza de Marilyn Monroe y, desde luego, el desgarrador autorretrato del autor y su imaginario gemelo, en el que afirmó: «Soy alcohólico. Soy drogadicto. Soy homosexual. Soy un genio.»


Opinión personal:

Truman Capote es uno de esos autores que merece leer en versión original, si tienes la oportunidad. Escribe como si estuviera contándote un secreto en voz baja en una sala llena de gente, y sólo tú le escucharas.
Música para Camaleones se trata de una colección de catorce historias cortas maravillosas, para una tarde de frío, mantita y chimenea.
Sólo el prefacio ya merece la pena. En él, Truman Capote hace un repaso a su carrera como escritor; sobre cómo esta le ha llevado a escribir su obra final: Música para Camaleones. Este es el título de la primer historia de la recopilación. Le sigue Míster Jones – una de mis favoritas, y Una luz en una ventana.
Esta última es una de las más desconcertantes, por su perturbador final. Aquí dejo su versión reducida para los curiosos:

En una oportunidad fui invitado a una boda. La novia me pidió que viajará en auto desde Nueva York con otros dos invitados, un matrimonio de apellido Roberts, a quienes no conocía. Era un día frío de abril, y en el viaje a Connecticut esta pareja, de unos cuarenta años, me resultó agradable. No eran personas con quienes querría pasar un fin de la semana, pero era simpáticos.

Sin embargo, en la recepción se consumió una enorme cantidad de alcohol; yo diría que mis compañeros conductores del auto consumieron un tercio del total. Fueron los últimos en irse, como a las once de la noche, y yo me sentía preocupado al acompañarlos, pues sabía que estaban borrachos. Lo que no sabía era cuán borrachos. Habríamos hecho unos treinta kilómetros. El auto avanzaba tortuosamente mientras Mr. y Mrs. Roberts se insultaban de la manera más extraordinaria, en un diálogo digno de ¿Quién le teme a Virginia Woof? Comprensiblemente, en un momento dado Mr. Roberts se equivocó en una curva y fuimos a parar a un oscuro camino de campaña. Empecé a pedirles, a rogarles, que detuvieran el auto y me dejaran bajar, pero estaban tan absortos en sus vituperios que me ignoraron. Finalmente el auto se detuvo (temporariamente) al rozar un árbol. Aproveché la oportunidad para abrir la portezuela y desaparecer en un bosque. Después de un rato el maldito vehículo reanudó su marcha, dejándome solo en medio de la helada oscuridad. Estoy seguro de que mis amigos no me echaron de menos, y Dios sabe que yo tampoco.

Sin embargo, no me hacía muy feliz quedarme desamparado en ese lugar en una fría y ventosa noche. Eché a andar con la esperanza de llegar a una carretera. Después de media hora, no había visto ni signos de vida. De repente, junto al camino, vi una casita de madera con un porche y una ventana iluminada por la luz de una lámpara. Me dirigí de puntillas, subí al porche y miré por la ventana. Había una mujer vieja, de suave pelo canoso y rostro redondo y agradable, sentada junto a un hogar encendido, leyendo un libro. Había un gato acurrucado sobre su falda, y varios otros dormitando a sus pies.

Llamé a la puerta, y cuando me abrió le dije (me castañeaban los dientes):

-Lamento molestarla, pero he tenido una especie de accidente y querría usar su teléfono para llamar a un taxi.

– Que lástima –dijo sonriendo-, pero no tengo teléfono. Soy demasiado pobre. Pero entre, por favor.-Al pasar a la tibia habitación, me dijo:- Dios mío, muchacho, esta helado. ¿Puedo darle un café? ¿Una taza de té? Tengo un poco de whisky que dejó mi esposo…murió hace seis años.

Le dije que un poco de whisky me vendría muy bien.

Mientras lo servía me calenté las manos en el fuego y examiné la habitación. Era un recinto, ocupado por seis o siete gatos comunes, de pelajes de variados tonos. Miré el título del libro que leía Mrs. Kelly (ése era su nombre, como me enteré luego). Era Emma, de Jane Austen, una de mis autoras favoritas.

Cuando regresó, con un vaso con hielo y una polvorienta botella de bourbon, me dijo:

-Siéntese, siéntese. No tengo visitas muy a menudo. Claro, tengo mis gatos. De todos modos, ¿quiere quedarse a dormir? Tengo un hermoso cuarto de huéspedes que hace años nadie ocupa. Mañana puede caminar hacia la carretera y alguien lo llevará a la ciudad, donde encontrará un mecánico que le arregle el auto. Está a unos ocho kilómetros.

Le pregunté cómo podía vivir tan aislada, sin auto ni teléfono. Me dijo que su buen amigo, el cartero, se encargaba de sus compras.

-Albert. Un amigo tan querido, tan fiel. Pero se jubilará el año el año que viene. Entonces no sé qué haré. Pero ya surgirá algo. Tal vez un nuevo cartero que sea amable. Dígame, ¿qué clase de accidente tuvo?

Cuando le explique lo que había sucedido realmente, dijo indignada:

-Hizo muy bien. Yo no subiría a un auto manejado por alguien que haya olido siquiera un poco de jerez. Así perdí a mi marido. Estuvimos casados cuarenta años, cuarenta felices años, y lo perdí porque lo atropelló un auto conducido por un borracho. De no ser por mis gatos…- Acarició un gato atigrado, color anaranjado, que ronroneaba en su falda.

Conversamos junto al fuego hasta que se me empezaron a cerrar los ojos. Hablamos de Jane Austen (“Ah, Jane. Mi tragedia es que he leído todos sus libros tanta veces que los sé de memoria”) y de otros autores admirados: Thoreau, Willa Cather, Dickens, Lewis Carroll, Agatha Christie, Raymond Chandler, Hawthorne, Chejov, De Maupassant. Tenía la mente clara y conversación variada. La inteligencia iluminaba sus ojos avellana igual que la lámpara que derramaba su luz sobre la mesita, a su lado. Hablamos de los duros inviernos en Connecticut, de los políticos, de lugares distantes (“Nunca he estado en el extranjero, pero si tuviera oportunidad iría a África. Muchas veces he soñado con las verdes colinas, el calor, las hermosas jirafas, los elefantes por todas partes”), de la religión (“Por supuesto que fui católica de niña, pero ahora, casi me apena decir que tengo una mentalidad amplia. Debe ser por tantas lecturas”), la jardinería (“Cultivo todas las verduras que consumo, y también las envaso, por necesidad”). Finalmente:

-Discúlpeme por charlar tanto. No sabe el placer que me causa. Pero ya es tarde. Por lo menos, para mí.

Me llevó arriba, y me acosté cómodamente en una cama matrimonial, bajo una buena cantidad de edredones hechos de retazos. Entonces ella volvió, para darme las buenas noches y desearme buenos sueños. Me quedé despierto, pensando. Qué experiencia excepcional ser una mujer anciana y vivir sola en el medio de la nada. De repente, un desconocido llama a su puerta en la noche, y no sólo le abre, sino que lo hace pasar, le da la bienvenida y le proporciona alojamiento. De haber estado yo en su lugar y ella en el mío, dudo que yo hubiera tenido el valor, y mucho menos la generosidad, de hacerlo.

A la mañana siguiente me dio el desayuno en la cocina. Café y bizcochos calientes y crema en lata, pero tenía hambre y me pareció delicioso. La cocina era más vieja que el resto de la casa. La heladera hacía ruido y todo parecía a punto de fenecer, excepto un aparato bastante moderno, metido en un rincón: una congeladora.

Ella no dejaba de conversar:

-Me encantan los pájaros. Me siento tan culpable de no tirarles migajas en el invierno, pero no puedo permitir que se acerquen a la casa. Por los gatos. ¿Le gustan los gatos?

– Si. Tuve una siamesa llamada Toma. Vivió hasta los doce años, y viajamos juntos a todas partes. Por el mundo. Cuando murió no quise tener otro.

-Entonces tal vez entienda esto-dijo, llevándome hasta la congeladora y abriéndola. Adentro no había nada más que gatos: pilas de gatos congelados, conservados perfectamente. Docenas de gatos. Sentí algo extraño.-Todos mis viejos amigos. Que se han ido. No puedo perderlos. Del todo. Río, y dijo:-Supongo que pensará que estoy un poco chiflada.

Un poco chiflada. Sí, un poco chiflada, pensé mientras caminaba bajo el cielo gris en dirección a la carretera, tal como me había indicado. Pero radiante: una luz en la ventana.

capotecamaleon

Después de Una luz en una ventana, Capote incluye Mojave – otra historia que me encanta a pesar de ser completamente distinta al resto. Las dos siguientes, Hospitalidad y Deslumbramiento son las que menos me gusta, pero no dejan de ser fantásticas.

Sin embargo, si hay una verdadera joya en el libro, esta es Ataúdes tallados a mano.  Se trata de una mini novela de no ficción en la que se narra un asesinato y su consecuente investigación al estilo de A Sangre Fría.

Este relato marca un punto de inflexión en la novela, en el que te das cuenta de que, efectivamente, este es uno de los mejores libros que has leído en mucho tiempo. Truman Capote, genio de la crónica periodística del crimen americano (con toques psicológicos y sensacionalistas), narra en este capítulo una serie de asesinatos acaecidos en 1975.

Los crímenes generan tanto desasosiego en el lector como el presunto asesino, Quinn. El hecho de que los asesinatos sean reales los hace aun más impactantes – y vivimos la investigación desde el punto de vista de Capote, que participa en la investigación a partir de la invitación de un policía amigo suyo. Lo más inquietante que pretende transmitir Capote es que, a diferencia de Dick Hicock y Perry Smith de A Sangre Fría, los crímenes de Quinn quedan impunes.

Es en este relato donde Música para Camaleones se convierte en una joya. Todo el relato está constituido a base de relatos – lo que le da un toque cinematográfico a la historia.

capote-keefe.jpg

El final del libro lo constituyen siete Coversaciones y Retratos, en los que Capote nos presenta a un personaje por medio de diálogo entre él mismo y dicha persona. Así conocemos a Mary Sánchez, una entrañable asistenta a la que acompañamos en Un día de trabajo. También Hola, desconocido, un retrato un tanto extraño de un viejo amigo del autor, que se ve envuelto en un malentendido tras haber recibido un mensaje en botella. Jardines ocultos e Intrepidez no terminaron de convencerme… pero Y luego ocurrió todo es, sin embargo, otro de mis favoritos.

En este relato, Truman Capote se entrevista con el convicto Robert Beausoleil, un asesino psicópata parecido a Quinn y a los protagonistas de A Sangre Fría. Preso por haber matado brutalmente a un músico en Los Ángeles, Beausoleil acepta ser interrogado por capote – y en un diálogo más que interesante, confiesa haberle matado porque “tenía que ser así”.

El relato se convierte así en un retrato de un ser completamente amoral e incomprensible. Es sorprendente cómo Capote parece entenderles cuando reproduce sus diálogos y por ello, no es de extrañar que Capote tuviera a algunos de sus más grandes admiradores entre los muchos criminales a los que estudio. Beausoleil le pide que le hable de algunos de ellos y el escritor recuerda que conoció a los asesinos de los Kennedy – Lee Harvey Oswald y Sirhan B Sirhan, respectivamente – y a los dos Kennedy asesinados.

Una hermosa criatura fue una sorpresa para mí, pues desconocía que Truman Capote hubiera mantenido una amistad con Marilyn Monroe.

53-41968-truman-capote-dancing-with-marilyn-monroe-1496173545.jpg

El lirismo de este retrato de Marilyn Monroe subraya la admiración que Capote sentía por Marilyn. Durante todo el relato, se ve claramente que Capote tenía a Marilyn idealizada, y la despedida que marca el fin de su conversación es realmente preciosa.

Finalmente, Vueltas nocturnas constituye un soliloquio del autor en el que dos hermanos siameses (que representan al autor) confiesan sus secretos en la oscuridad:

Soy alcohólico. Soy drogadicto. Soy homosexual. Soy un genio.

Música para Camaleones merece mucho mucho la pena, sobretodo por la variedad y la delicadeza de sus relatos. Cada uno te deja con un sabor de boca distinto – pero todos son inolvidables. Me quedo con el suspense y el secretismo que transmite Capote, que se percibe aquí tanto o más que en su célebre Desayuno con Diamantes o A Sangre Fría.