Every Falling Star (Lee, Sungju)

Antes de leer la reseña: Este libro no está disponible en español.

Este es Sungju Lee, de Korea del Norte. Y desde que leí Every Falling Star, es una de las personas a las que más admiro en el mundo.


28818317

Título: Every Falling Star.

Autor: Sungju Lee y Susan McClelland.

Editorial: Amulet Books.

Número de páginas: 336.

Valoración: ♥♥♥♥♥


Sinopsis:

Every Falling Star, the first book to portray contemporary North Korea to a young audience, is the intense memoir of a North Korean boy named Sungju who is forced at age twelve to live on the streets and fend for himself. To survive, Sungju creates a gang and lives by thieving, fighting, begging, and stealing rides on cargo trains. Sungju richly re-creates his scabrous story, depicting what it was like for a boy alone to create a new family with his gang, his “brothers”; to be hungry and to fear arrest, imprisonment, and even execution. This riveting memoir allows young readers to learn about other cultures where freedoms they take for granted do not exist.

Every Falling Star es el primer libro que describe Korea del Norte contemporánea. Es la intensa historia de un niño norcoreano llamado Sunju, que con doce años tiene que valerse por sí mismo en las calles. Para sobrevivir, Sunju crea una banda y vive de robar, pelear, mendigar y colarse en trenes de carga. Sunju recrea vívidamente su tortuosa historia, de cómo creó una nueva familia con su banda, sus ‘hermanos’; de cómo paso hambre, temió ser arrestado, prisionero y ejecutado. Esta inolvidable memoria permite a los lectores más jóvenes conocer otras culturas, donde la libertad que conocemos no existe.


Opinión personal: 

Every Falling Star es la historia de Sunju Lee desde que su familia aparece en la lista negra del gobierno norcoreano, hasta que Lee consigue escapar de Korea del Norte. Es una novela terrorífica, que abre los ojos y que me ha hecho pensar mucho.

Desde que vi un documental hace un par de años, el tema de Korea del Norte me ha dejado cautivada. Lo que está ocurriendo hoy en día allí es tan diferente, tan extraño, tan horrible, que mi mente no alcanza a comprenderlo. Quizás por eso, me fascina el tema. No de manera positiva, evidentemente, pero tengo la necesidad de saber más, y aprender para poder llegar a entenderlo. Este libro es, sin duda, uno de esos libros que te hacen querer saber más, porque lo que narra roza lo surrealista, y sin embargo, es real. Y está pasando ahora mismo.

Sunju Lee no habla de política, ni de historia, aunque antes de leer el libro yo ya sabía algo sobre ello. Cogí Every Falling Star precisamente porque era una memoria personal, era el diario de una persona que había vivido todo en primera persona. No me equivoqué al pensar que es la mejor manera de comprender, aunque solo sea un poco, de la cultura y el régimen norcoreano. Esto tiene sus partes buenas y malas. Por una parte, si no te gusta la historia o la política, es una buena manera de leerte un libro realista sin tener que tragarte párrafos repletos de fechas y nombres. Por otro lado, si no estás familiarizado con la historia de 1990 al 2000, lo mismo se hace un poco complicado seguir el hilo de la historia.

La historia empieza narrando brevemente la infancia de Sunju en Pyongyang. Allí, sus padres disfrutan de buenos empleos, tienen un hogar decente, y son una familia como cualquier otra. Un día,  los padres de Sunju le dicen a su hijo que se van de vacaciones al campo. Poco a poco, Sunju va dándose cuenta de que no va a volver a la vida que llevaba antes en Pyongyang, porque sus padres tuvieron un encontronazo con el gobierno.

Para proteger la identidad de sus familiares, Sungju Lee no habla en su libro sobre qué llevó a sus padres ha decepcionar al régimen, pero asegura que fue una trivialidad. Por algo que en cualquier país occidental se consideraría una tontería, su familia tuvo que abandonar Pyongyang e irse a vivir al campo, donde ya nada fue igual.

El campo en Korea del Norte según lo describe el autor es terrible. La vida es nefasta, y la dureza del día a día es casi increíble. No quiero decir mucho más, para no quitar el interés. Simplemente diré que Sungju se separa de su familia y conoce a su banda. Ellos se convertirán en sus hermanos, con los que luchará por sobrevivir en las zonas más ignoradas del país. A medida que pasan los años, vamos viendo cómo Lee madura y va creciendo con sus compañeros de banda.

Lee es un narrador maravilloso. En sus memorias, llega a describir lo que se siente al tener hambre de verdad, lo que se siente al estar en prisión, lo que se siente al robar por primera vez a alguien tan pobre como tú. Es un relato que conmueve y hace reflexionar sobre cosas que normalmente damos por hecho. La libertad en países como Korea del Nore es completamente inexistente, mientras que nosotros disfrutamos de ella sin ni siquiera darnos cuenta.

Pero no todo son fatalidades. Lo que hace realista este libro es que Sungju narra todo desde el punto de vista de su infancia y juventud, así que vemos su visión optimista a pesar de las circunstancias. De algún modo, es casi más duro leer sobre los actos terribles de Korea del Norte cuando se habla de la amistad, del amor, de las ganas de vivir y de salir adelante al mismo tiempo.

Especialmente impactantes son los momentos en los que Sungju tiene que dejar el colegio y ayudar a sus padres a recolectar comida en el bosque. A medida que avanza el relato, Sungju tiene que empezar a robar, mendigar y pelear en las calles; cosas que nunca hubiera hecho en su antigua vida en Pyongyang.

El epílogo es una de las mejores partes del libro, porque cuenta qué pasó después. Solo decir que cuando terminé de leerlo, era un mar de lágrimas y lo primero que hice fue mandarle un email a Sungju Lee. A la una de la mañana. Sí, yo hago ese tipo de cosas. Su capacidad de superación y de salir adelante, lo que consigue y su valentía son una verdadera inspiración. Actualmente, Sungju se dedica a dar conferencias y entrevistas, y lo cierto es que me encantaría conocerle. Porque para mí es como un superhéroe, y para entender eso hay que leerse Every Falling Star.

Si te gustan las memorias, los libros históricos y realistas, este es para ti.

600_454359051.jpeg

 

Anuncios

2 comentarios en “Every Falling Star (Lee, Sungju)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s